Campaña OIT 2017

La primera conmemoración de esta fecha tuvo lugar el 12 de junio del año 2002, y fue patrocinada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), con el firme objetivo de llamar la atención a toda la comunidad sobre el problema que representa el trabajo de millones de niños, niñas y adolescentes en el mundo.

El término “trabajo infantil” suele definirse como todo trabajo que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico.

Así pues, se alude al trabajo que:
– es peligroso y prejudicial para el bienestar físico, mental o moral del niño;
– interfiere con su escolarización puesto que:
– les priva de la posibilidad de asistir a clases;
– les obliga a abandonar la escuela de forma prematura, o
– les exige combinar el estudio con un trabajo pesado y que insume mucho tiempo.

La campaña para el 2017 es “En Conflictos y Catástrofes Protejamos a los Niños del Trabajo Infantil” cada año, alrededor de 200 millones de personas se ven afectadas por catástrofes naturales. Un tercio de los cuales son niños. Una proporción importante de los 168 millones de niños víctimas del trabajo infantil viven en zonas afectadas por conflictos y catástrofes. Los niños suelen ser las primeras víctimas de estas situaciones, cuando las escuelas son destruidas y los servicios básicos son interrumpidos. Muchos niños son desplazados o refugiados en otros países, y son particularmente vulnerables a la trata y al trabajo infantil. Millones de niños se encuentran en situación de trabajo infantil como resultado de las situaciones de conflictos y catástrofes.

La campaña del 2016 estaba dedicado al trabajo infantil en las cadenas de producción. Con 168 millones de niños que todavía son víctimas del trabajo infantil, todas las cadenas de suministro, de la agricultura a la manufactura, de los servicios a la construcción, corren el riesgo de que el trabajo infantil esté presente

Fuente: