El 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 66/170  en la que declaraba el 11 de octubre como el Día Internacional de la Niña, con el objetivo de reconocer los derechos de las niñas y los problemas extraordinarios a los que las niñas se enfrentan en todo el mundo.

Reconociendo que el empoderamiento de las niñas y la inversión en ellas, que son fundamentales para el crecimiento económico, el logro de todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio, incluida la erradicación de la pobreza y la pobreza extrema, así como la participación significativa de las niñas en las decisiones que las afectan, son clave para romper el ciclo de discriminación y violencia y para promover y proteger el goce pleno y efectivo de sus derechos humanos…” (Resolución 66/170)

Para el 2017 la campaña de Naciones Unidas es: “EmPODERar a las niñas: Antes, durante y después de las crisis” cuyo objetivo es resaltar que las niñas en las situaciones de crisis siguen siendo una fuente de poder, energía y creatividad pero, al mismo tiempo, se encuentran entre los grupos de población más vulnerables y frágiles.

Proveer a las niñas de servicios y seguridad, educación, destrezas y resiliencia que necesitan en su vida diaria puede reducir el riesgo al que ellas enfrentan cuando un conflicto o desastre ocurre. Niñas, especialmente adolescentes, necesitan plataformas para hablar sobre los retos que enfrentan cada día de sus vidas y exporar las soluciones que funcionan para ellas asi pueden crear mejores futuros para ellas mismas y para sus comunidades.

Estadísticas según UNICEF:

  • Cada 5 minutos una niña muere a causa de la violencia
  • 1 de cada 4 niñas son casadas
  • 71% de las víctimas del tráfico de personas son mujeres
  • 63 millones de niñas han sufrido mutilación genital femenina
  • 130 millones de niñas no van a la escuela
  • Las niñas tienen 2 veces más probabilidades de ser infectadas con VIH

Fuentes: